Por WhatsApp al 00 33 6 26 65 66 00

El Cuerpo de Dolor

Las emociones relacionadas con el sufrimiento del pasado, son como una entidad energética que se apodera de nosotros.

 

El sufrimiento emocional es el compañero inevitable cuando la falsa identidad (quien soy), es el fundamento de nuestra vida. Cuando nos identificamos con nuestros pensamientos y nuestras emociones negativas como lo que somos, estas se convierten en el » ego » y se apodera de nosotros. Lo que sentimos es nombrado por Eckhart Tolle « el cuerpo del dolor. »
 

Cualquier situación que allá podido generar una emoción negativa a la cual no le prestamos atención o no la aceptamos en su momento en, deja tras de si un residuo. Se dice que estas emociones son negativas, debido a que son tóxicas para el cuerpo y interfieren en su salud y en su equilibrio. La acumulación de viejos residuos emocionales y todavía activos, vienen a hacer parte de un campo de energía llamado el « cuerpo de dolor ».
Este cuerpo viene a registrarse en nuestra memoria celular, es decir en la información que lleva cada célula.

Esas emociones bloqueadas se fusionan con el dolor del pasado y del  presente y se alojan en nuestra mente y en nuestro cuerpo. La mayoría de las personas están dominados por su mental, por esa charla permanente que constantemente da su opinión. Esta mente condicionada por el pasado, nos lleva a actuar y reproducir interminablemente la misma situación.

 

Podemos pensar que la situación y su emoción vivida ya pasaron o se fueron, incluso mas si la hemos trabajado. Aun así, podemos seguir dependiendo de ella, y éste puede seguir manifestándose en nuestra vida. El tiempo no lo resuelve todo, porque nada desaparece, sólo podemos transformarlo o liberarlo.

Se entiende por dolor : Toda molestia, sufrimiento, malestar, estrés, sensaciones desagradables…Todo lo que nos aleja de la felicidad, del bienestar, de la paz… independientemente de su intensidad.

Nuestro sufrimiento se alimenta de inconsciencia y nuestra mente con sus pensamientos negativos, sirve como combustible, al igual que la reacción en el otro.

El proceso de auto-alimentación produce más negatividad en nuestros pensamientos, atrayendo así más experiencias negativas a nuestra vida (ley de atracción)

El cuerpo de dolor es muy astuto, no se debe subestimar. Conoce los medios para sacar el cuerpo de dolor del otro y su campo de juego favorito, las relaciones.
 

Ejemplo : Una de las formas en donde más se manifiesta es en nuestras relaciones de pareja. La mayoría de las parejas pasan por fases donde vuelven a revivir su propio drama personal. La relación se vuelve conflictiva por ciclos, con una frecuencia regular; todos los días, cada semana, una vez al mes…Cuando eso pasa, el cuerpo de dolor intenta obtener una reacción en el otro para provocar el conflicto, para alimentarse. El cuerpo de dolor sabe muy bien dónde tocar para obtener una reacción negativa instantánea.
 

La familia es otro de sus temas de predilección. Las reuniones familiares son muchas veces reuniones de cuerpos de dolor, en las cuales cada uno llega con su idea de la situación y la imagen del pasado vivido en común. Puede así tomar varias formas según la situación.
 

El cuerpo de dolor no es nuestro enemigo: Si intentamos combatirlo o ignorarlo será peor.  Él es la expresión emocional del EGO, de la imagen de sí mismo que toma posesión y se alimenta de nuestra mente. No quiere que lo toquemos o que lo descubramos porque para él sería su fin.

“El cuerpo de dolor hace parte de la condición humana, no sirve de nada hacer de ello un caso personal”
 

En resumen : Cada vez que ignoramos una emoción, o una sensación, esta energía se bloquea, lo que nos crea nudos en el interior.

Nuestro inconsciente expresa su lenguaje emocional por medio del cuerpo a través de las sensaciones corporales. Como un factor que tiene un mensaje para darnos, seguirá golpeando a nuestra puerta hasta que lo escuchemos.

Cada vez que el cuerpo de dolor aparece, es una oportunidad para transformarlo y sanarlo. Eso es posible si aceptamos reconocerlo y sentirlo.

La proposicion que se hace aquí es de acercarnos a escuchar el mensaje del cuerpo, aprender a recrear el movimiento natural interno de liberacion del cuerpo del dolor,  obsevar qué memoria obsoleta o erronea guarda y poder transformarla. La toma de consciencia disminuye el poder del dolor.

Consultorio en Francia :

117 rue Aristide Briand

92300 Levallois-Perret 

 

Si no vives en Paris :

Skype : carolina orozco

Mail : contactcarolinao@gmail.com

WhatsApp +33 6 26 65 66 00